Las 5 etapas del duelo según la Dra Elisabeth Kübler-Ross.

1) Negación y aislamiento: la negación nos permite amortiguar el dolor ante una noticia inesperada e impresionante; permite recobrarse. Es una defensa provisoria y pronto será sustituida por una aceptación parcial: “no podemos mirar al sol todo el tiempo”.

2) Ira: la negación es sustituida por la rabia, la envidia y el resentimiento; surgen todos los por qué. Es una fase difícil de afrontar para los padres y todos los que los rodean; esto se debe a que la ira se desplaza en todas direcciones, aún injustamente. Suelen quejarse por todo; todo les viene mal y es criticable. Luego pueden responder con dolor y lágrimas, culpa o vergüenza. La familia y quienes los rodean no deben tomar esta ira como algo personal para no reaccionar en consecuencia con más ira, lo que fomentará la conducta hostil del doliente.

3) Negociación: ante la dificultad de afrontar la difícil realidad, mas el enojo con la gente y con Dios, surge la fase de intentar llegar a un acuerdo para intentar superar la traumática vivencia.

4) Depresión: cuando no se puede seguir negando la persona se debilita, adelgaza, aparecen otros síntomas y se verá invadida por una profunda tristeza. Es un estado, en general, temporario y preparatorio para la aceptación de la realidad en el que es contraproducente intentar animar al doliente y sugerirle mirar las cosas por el lado positivo: esto es, a menudo, una expresión de las propias necesidades, que son ajenas al doliente. Esto significaría que no debería pensar en su duelo y sería absurdo decirle que no esté triste. Si se le permite expresar su dolor, le será más fácil la aceptación final y estará agradecido de que se lo acepte sin decirle constantemente que no esté triste. Es una etapa en la que se necesita mucha comunicación verbal, se tiene mucho para compartir. Tal vez se transmite más acariciando la mano o simplemente permaneciendo en silencio a su lado. Son momentos en los que la excesiva intervención de los que lo rodean para animarlo, le dificultarán su proceso de duelo. Una de las cosas que causan mayor turbación en los padres es la discrepancia entre sus deseos y disposición y lo que esperan de ellos quienes los rodean.

5) Aceptación: quien ha pasado por las etapas anteriores en las que pudo expresar sus sentimientos -su envidia por los que no sufren este dolor, la ira, la bronca por la pérdida del hijo y la depresión- contemplará el próximo devenir con más tranquilidad. No hay que confundirse y creer que la aceptación es una etapa feliz: en un principio está casi desprovista de sentimientos. Comienza a sentirse una cierta paz, se puede estar bien solo o acompañado, no se tiene tanta necesidad de hablar del propio dolor… la vida se va imponiendo.

Esperanza: es la que sostiene y da fortaleza al pensar que se puede estar mejor y se puede promover el deseo de que todo este dolor tenga algún sentido; permite poder sentir que la vida aún espera algo importante y trascendente de cada uno. Buscar y encontrar una misión que cumplir es un gran estímulo que alimenta la esperanza.

Fundación Elisabeth Kübler-Ross
www.ekrfoundation.org

4 Comentarios

  1. Jessica
    May 14, 2014

    Pilim, gracias por tus palabras y apoyo. Un abrazo!

  2. pilim
    Mar 21, 2014

    ay veces que se pasa por la mente que enloquesemos, pero ay que enfrentar todo este dolor, muchas veces ay que mirar el sol, cuando estamos en un pozo donde no sabemos como salir, pero la vida sigue siempre ay que tener en cuenta que ese angelito esta descanzando, nadie sabe porque se va, pero seguro que era un alma tan pura, que no merecia estar en esta vida, sabiendo como estan las cosas ahora… esos angelitos estan en un lugar mejor… y descansando en paz… la vida sigue, adelante mamàs…!!!!

  3. Jessica
    Ene 21, 2014

    Jacqueline: considero que ese es el pensamiento más fuerte que sentimos, sobre todo al principio. Por eso es tan importante compartir estas lecturas. Al menos ayuda a transitar el duelo de forma más natural y sin atormentarnos en creer además que estamos enloqueciendo. Te dejo un abrazo muy muy fuerte y gracias por tu mensaje!

  4. jacqueline videla
    Dic 4, 2013

    Muy sabios comentarios..yo he puesto todo de mi y con mucho apoyo de toda indole sigo luchando dia a dia ..que bueno es leer que todo el infierno que vivo es Asi yo siempre crei que estaba enloqueciendo de dolor..gracias

Dejame tus comentarios